top of page
  • Foto del escritorTDC

Ripple vs SEC: Un Duelo que Podría Definir el Futuro del Mercado de Criptomonedas

El último trimestre de 2020 marcó el inicio de una batalla legal sin precedentes entre la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC) y Ripple Labs. La acusación contra el CEO de Ripple, Bradley Garlinghouse, y el cofundador Christian A. Larsen, es la de recaudar más de $1 mil millones en 2013 a través de la venta no registrada de lo que se percibe como un valor, el XRP.


El juicio contra Ripple podría tener consecuencias importantes para otras criptomonedas y la forma en que se clasifican como valores. Si Ripple gana, podríamos presenciar una nueva era de aceptación y confianza en los activos digitales. Sin embargo, una derrota podría frenar la adopción mainstream, provocar más investigaciones de la SEC, aumentar la volatilidad del mercado y desalentar el talento en los Estados Unidos.


Ripple introdujo el token XRP en 2013, con el objetivo de facilitar transacciones transfronterizas rápidas y de bajo costo. Durante años, Ripple ha solidificado su valor estableciendo asociaciones con instituciones de primer nivel como American Express, Santander y MoneyGram, y procesando transacciones que excedieron los $10 mil millones solo en 2021.


El juicio se centra en si XRP es una seguridad o no. La SEC alega que la venta no registrada de XRP por parte de Ripple es un contrato de inversión o "valor". Ripple argumenta que XRP no pasa la prueba Howey, el estándar para determinar un contrato de inversión, y por lo tanto, no puede ser considerado un valor.


Los documentos "Hinman" podrían tener un impacto significativo en el veredicto. Estos se refieren a un discurso de 2018 por el Director de la SEC, William Hinman, en el que proporcionó orientación sobre cómo la SEC podría considerar si una criptomoneda en particular debería ser considerada un valor. Ripple sostiene que estos documentos son cruciales para su defensa.

Más allá del futuro de XRP, este enfrentamiento entre Ripple y la SEC es un punto de inflexión potencial para la industria de las criptomonedas. Las implicaciones de este caso incluyen el grado de adopción e innovación en el espacio cripto, el precedente legal que se establecerá, la volatilidad del mercado que podría desencadenar y la posible migración de talento fuera de los EE.UU.


Con los altos riesgos para la confianza de los inversores, la claridad legal y la migración de talento global, el caso SEC vs Ripple es una batalla que podría moldear el futuro del panorama de las criptomonedas en Estados Unidos. Su resultado podría fomentar una nueva era de innovación y aceptación mainstream de los activos digitales, o desencadenar una ola de turbulencia en el mercado y una éxodo de empresas de criptomonedas con sede en EE.UU. hacia jurisdicciones con reglas más claras.

تعليقات


bottom of page