top of page
  • Foto del escritorTDC

El BIS Usa Tecnología DeFi de Curve para Pruebas con (CBDC) Monedas Digitales de Bancos Centrales

El Banco de Pagos Internacionales (BIS), a menudo denominado el banco central de los bancos centrales, ha sacado provecho de la tecnología DeFi en una nueva fase de exploración de las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC). El BIS ha publicado su informe provisional sobre el Proyecto Mariana, un programa piloto de CBDC transfronterizo que utiliza el diseño del creador automático de mercado (AMM) de Curve.


del 28 de junio detalla los hallazgos y la infraestructura técnica construidos durante los 11 meses desde el lanzamiento de la iniciativa. El Proyecto Mariana examina si los creadores de mercado automáticos (AMMs), un mecanismo de intercambio que respalda la mayoría de los principales exchanges descentralizados, podrían mejorar la eficiencia y la transparencia de la negociación y la liquidación de divisas.


Como parte de la iniciativa, el BIS lanzó un exchange AMM para wCBDCs en la red de prueba Sepolia de Ethereum que toma su curva de vinculación de Curve v2, un popular DEX de stablecoins. Los wCBDCs son monedas digitales utilizadas para la liquidación interbancaria.


El Proyecto Mariana es una iniciativa conjunta de la Zona de Innovación del BIS, el Banco de Francia, el Banco Nacional Suizo y la Autoridad Monetaria de Singapur. El proyecto busca explorar las posibilidades de un futuro donde los bancos centrales hayan emitido wCBDCs y explora nuevas opciones para la negociación y liquidación de divisas tokenizadas.

Arquitectura Proyecto Mariana

Esta exploración por parte del BIS indica un reconocimiento de los beneficios asociados con las tecnologías web3 y las finanzas descentralizadas. Sin embargo, el BIS aclara que el proyecto "es puramente experimental y no indica que ninguno de los bancos centrales involucrados tenga la intención de emitir una CBDC o respaldar DeFi o una solución tecnológica particular".


El Proyecto Mariana eligió usar la curva de vinculación desarrollada para el AMM de Curve v2 para evaluar si el diseño minimizaría el impacto en el precio de las transacciones grandes. Los bancos comerciales actuaron como proveedores de liquidez para los pools, recibiendo tokens LP que acumularían una parte de las comisiones de negociación generadas a partir de las operaciones liquidadas.


El Proyecto Mariana también utilizó una versión modificada del popular estándar de tokens fungibles ERC-20 de Ethereum para emitir sus wCBDCs hipotéticos. Esta elección resalta los beneficios de usar un estándar de token común para garantizar la interoperabilidad entre los sistemas de diferentes bancos centrales.


El BIS planea publicar su informe final sobre el Proyecto Mariana a finales de este año, proporcionando más detalles sobre los hallazgos y las implicaciones de esta experimentación con tecnologías descentralizadas.

Comments


bottom of page